A mediados de octubre las heladas ya no solo afectan a las cumbres de la Cordillera cantábrica, que lucen sus primeras nieves. Si el tiempo y el viento están en calma, los collados y los pastos de montaña amanecen blancos de escarcha después de las noches cada vez más largas.

Amanecer gélido cerca del Puerto de Tarna, con los nevados Picos de Mampodre al fondo.

Cámara configurada con ISO automático y prioridad de apertura, f/11

#34/52 Helada en Tarna

17/10/2020

Cámara: Sony A6600

Objetivo: Sony 16-55 mm f2.8 G

Exposición: 1/60s, f/11, ISO 100

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: